fbpx

Se puede definir al trabajador autónomo como aquel que desempeña una actividad económica de forma habitual recibiendo por ello una contraprestación por su propia cuenta, es decir, sin mantener ningún vínculo con una empresa. Dentro de la figura del trabajador autónomo podemos encontrar diversas clases como el profesional autónomo, el autónomo colaborador o autónomos societarios.

El trabajador autónomo al trabajar por su propia cuenta y, por lo tanto, recibir una contraprestación en función de los servicios o actividades prestadas, puede contar con algunas dificultades a la hora de establecer sus periodos vacacionales, pudiendo suponerles un verdadero quebradero de cabeza.

De hecho, menos de la mitad de los trabajadores autónomos en España disfrutan del periodo de vacaciones y, dentro de este grupo, la gran mayoría no toman vacaciones por más de 15 días.

Si bien, los autónomos deberán tener en cuenta una serie de consideraciones para poder disfrutar de las vacaciones, siendo para ellos tan merecidas como para el resto de los trabajadores.

¿Cómo organizarte para poder disfrutar de las vacaciones?

Es importante como trabajador autónomo que, antes de coger las vacaciones, establezcan una serie de medidas para permitirles disfrutar durante las mismas. En primer lugar, será necesario contar con alguien que les releve en sus funciones, es decir, delegar, de forma que los ingresos de los mismos no se vean afectados como consecuencia de su ausencia.

Sin embargo, no todo trabajador autónomo puede permitirse incorporar a alguien para que realice sus funciones, por ello es necesario contar con otra serie de medidas que permitan a dichos trabajadores disfrutar de sus vacaciones. Dichas medidas podrán ser las siguientes:

  • Es importante fijar el periodo vacacional en aquel momento del año en el que el ritmo de trabajo sea menor, de modo que afecte lo más mínimo el periodo de vacaciones a la facturación que se obtenga; también sería buen recurso tener en cuenta los días de fiesta o posibles puentes a la hora de cuadrar vacaciones. Por ejemplo, en el caso de un autónomo que trabaja para el sector de la hostelería, probablemente coger vacaciones en los meses de julio y agosto sea realmente difícil o perjudicial para sus ingresos, por ello será más conveniente que ajusten sus vacaciones para el mes de septiembre.
  • Asimismo, será necesario planificarte con tiempo suficiente, intentando dejar cerrado todo aquello que pueda interrumpirte tu periodo de descanso. Además, la Administración Tributaria concede a este tipo de trabajadores un periodo de cortesía de 30 días durante los cuales no podrá enviar ninguna notificación.
  • También es recomendable que tus clientes conozcan cuál será tu periodo de vacaciones para evitar que acudan a ti durante tus días libres.
  • El irte de vacaciones supondrá, en la mayoría de los casos, una reducción en tus ingresos, por ello cada cual deberá considerar cuántos días puede tomarse de vacaciones durante los cuales no estará ingresando dinero.

A pesar de las dificultades que cualquier trabajador autónomo pueda considerar a la hora de coger vacaciones, son imprescindibles para descansar y volver con más fuerza al trabajo. Todo trabajador autónomo debe considerar las vacaciones como un imprescindible. Teniendo en cuenta todo lo expuesto, cualquiera podrá disfrutar de una vacaciones tranquilas y relajadas.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola👋
¿En qué podemos ayudarte?