fbpx

Por si no tenías suficiente con haber dado el paso de lanzarte al mundo del emprendimiento y enfrentarte a un universo nuevo de finanzas, números, relaciones comerciales, proveedores y, en fin, a toda una serie de actividades económicas que desconocías, ser autónomo implica moverte por conceptos en los que la paciencia y la inteligencia no son suficientes: el ordenamiento jurídico es complejo, pero en este post vamos a repasar algunos de los términos con los que estás «condenado a entenderte» en tu camino hacia el éxito empresarial.

Familiarizarse con los términos: un must do del autónomo

Y es que no somos juristas, pues para el profundo conocimiento del derecho y la correcta interpretación, tanto de su naturaleza como de su funcionamiento, están los profesionales. Pero no por ello debes ser indiferente a las leyes de autónomos, que afectan directamente a tu estructura empresarial, saber que existen los términos jurídicos es para los autónomos la mejor base sobre la que cimentar el trabajo.

Términos básicos

Estatuto del Trabajador Autónomo: es la ley de los autónomos, la que regula los derechos y deberes de los trabajadores por cuenta propia en España desde su entrada en vigor en 2007.

Actividad económica: es el producto o servicio que realizas y que, dependiendo de qué tipo sea, determinará el IVA aplicable y la retención en tus facturas. Se dividen en tres grandes grupos: profesionales, actividades empresariales y artísticas.

Darse de alta: es hacer constar en la base de datos de la Agencia Tributaria que somos autónomos. Implica una serie de trámites, no solo en Hacienda, sino también en la Seguridad Social y en otros organismos como las Administraciones Locales o Sectoriales.

Términos relacionados con pagos

Base de cotización: es el importe de referencia a partir del cual se calcula la cuota que debes pagar a Hacienda y que establece la Seguridad Social según unos mínimos y unos máximos genéricos, ya que el sueldo de un autónomo es variable.

Autoliquidación: es la herramienta que te permite pagar los impuestos haciendo tú mismo los cálculos por vía telemática (mediante la web de la Agencia Tributaria) y abonando, si procede, la cantidad al organismo correspondiente.

Modelo 303: es el formulario mediante el que se liquida el IVA acumulado en las facturas que haces a tus clientes, de manera trimestral. El modelo 390 es su equivalente anual.

Otros términos útiles

Contingencias: es la cobertura sanitaria de un autónomo, bien por la mutua, bien por la Seguridad Social. Pueden ser comunes (no derivadas del ejercicio de la profesión), o profesionales (derivadas directamente de accidentes o enfermedades laborales).

Autónomo colaborador: es una figura especial que trabaja de manera subordinada a otro autónomo y recibe un salario por parte de este. Tiene que ser un familiar (hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad) y deben residir en el mismo domicilio.

Prestación por cese de actividad: es el equivalente a la prestación por desempleo o «paro».

Tarifa plana: es una modalidad que permite la reducción de la cuota a los nuevos autónomos, si se cumplen una serie de requisitos.

Estos son solo algunos de los términos jurídicos que los autónomos pueden escuchar, pero recuerda, para evitar equívocos o malas ejecuciones, la solución pasa por contar con profesionales del Derecho que entiendan de contratos, resoluciones administrativas y textos jurídicos de todo tipo; es la mejor manera de que te centres en tu proyecto y en la gestión de tu éxito. ¡Siempre estando al tanto de todo!

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola👋
¿En qué podemos ayudarte?